jueves, 12 de marzo de 2015

Viaje a Cerdeña - Etapa 4 - Rena Maiore i Rena Bianca

Tras el intenso día anterior en el que visitamos el Archipiélago de La Maddalena (no en todo su esplendor, lamentablemente, por culpa del tiempo), el día de hoy nos lo planteamos con más tranquilidad... Una de las cosas que teníamos que hacer al estar cerca de Capo Testa era ver una puesta de sol de allí, así que nos quedamos por la zona y visitamos dos playas también muy conocidas: Rena Maiore y Rena Bianca.

Rena Maiore se encuentra bastante cerca de Santa Teresa y en pocos minutos te plantas allí; eso implica también que vaya bastante gente; es una playa grande y de fácil acceso. Aparcamos en los accesos a la playa, como tanta otra gente, con la pequeña inquietud de que al volver no nos encontráramos un recuerdo de la policía en el parabrisas; justo a la derecha de donde aparcamos había un parking de pago y más adelante, siguiendo el camino, otro más (al que no llegamos).

La playa de Rena Maiore, tal y como se puede sospechar con su nombre, es una playa grande y tranquila... el agua estaba impecable y estuvimos muy bien durante toda la mañana. 




Cuando a nuestro alrededor notamos que empezaba a ser hora de comer (básicamente cuando los italianos comenzaban a sacar tuppers y bocatas), recogimos velas y nos fuimos a Santa Teresa a comer... Acabamos dando más vueltas de las que quisimos porque a la pequeña se le antojó arroz y buscamos algún sitio que tuviera un precio 'aceptable'. Tras ir a algunas de las recomendaciones que teníamos apuntadas, acabamos yendo a un restaurante que nos habían recomendado en el Hotel La Funtana (y donde nos hacían un 10% de descuento :P): Azzurra Ristorante. La comida no estuvo mal, aunque los precios eran un poco altos... lo menos malo es que pedimos arroz para nosotros dos y les pedimos un poco más para la niña, y no nos lo cobraron... No me acabó de gustar ver que un grupo que había al lado tenía en sus manos unos menús escritos a mano en los que vi que ponía 15 euros; en cuanto pregunté al de la caja se hizo el loco...

Tras comer, hicimos el intento (con bastantes posibilidades de fracasar, ya lo sabíamos) de volver al hotel para que la pequeña hiciera una siesta 'en condiciones'. Evidentemente, y tal y como sospechamos, fracasamos en el intento, así que al rato ya estábamos camino de Rena Bianca; a esta playa se la puede considerar la playa del pueblo de Santa Teresa, así que está bastante concurrida, aunque tiene algo que no habíamos visto en casi ninguna: Duchas! Al ser por la tarde estuvimos bastante bien, la niña pudo jugar tranquilamente y el agua estaba fantástica!




Ya cuando el sol comenzó a bajar nos volvimos hacia el hotel para ducharnos y dirigirnos hacia Capo Testa para disfrutar la puesta de sol... Sabíamos que el sol se ponía a eso de las 19.50, así que había que ir con tiempo suficiente. Había mucha gente (como era de esperar, aunque para aparcar tuvimos suerte!), pero conseguimos un lugar bueno y pudimos disfrutar de una fantástica puesta de sol... y la cara de la pequeña viendo como el sol se iba a dormir en el agua era digna de ver!






Las puestas de sol en lugares como este son alucinantes; hice decenas de fotos! La parte negativa fue que nos acribillaron los mosquitos... pero bueno, valió la pena. Tras la puesta de sol, volvimos al hotel a cenar (como siempre, de maravilla) y a descansar para, al día siguiente, dirigirnos a Costa Smeralda...

No hay comentarios:

Publicar un comentario