miércoles, 11 de marzo de 2015

Viaje a Menorca - Alojamiento y Transporte

Con el destino fijado, había que buscar alojamiento y con qué compañía íbamos a hacer el traslado hasta la bella isla de Menorca.

Comenzando por el transporte, que era lo más sencillo, disponíamos de dos opciones: Hacer la ruta Barcelona - Ciutadella con Balearia o hacer la ruta Barcelona - Mahón con Acciona Trasmediterránea.

Tras hacer diferentes combinaciones de fechas nos acabamos decidiendo por Barcelona - Mahón. Ambas compañías tenían horarios similares, pero la que escogimos salía un poco más económica que Balearia.



Para ir más cómodos escogimos camarote tanto a la ida como a la vuelta (aunque fuera de día); como íbamos con un bebé tuvimos que hacer la compra de los billetes por vía telefónica; la web no permitía la compra de billetes para bebés (que solo pagan las tasas). Fue el mismo agente el que nos recomendó volver también en camarote al haber únicamente una diferencia de 50 euros aproximadamente comparado con la vuelta en butaca.

Al final, el billete de los 3, en camarote de 4 y el coche nos salió por poco más de 500 euros ida y vuelta; consideramos que era una buena tarifa; alquilar un coche nos habría salido por un mínimo de 25 - 30 euros / día más complementos...

Respecto al alojamiento, esto iba a ser algo más laborioso ya que al ser un lugar tan turístico nos podíamos volver locos; lo primero que teníamos que decidir era el tipo de alojamiento que buscábamos; básicamente, escogeríamos entre:

- Apartamento
- Hotel
- Aparthotel

Descartamos otras opciones (como casas alquiladas, villas rústicas, cámpings...)

Al final hay que buscar el término medio en todo y valorar pros y contras: El apartamento da libertad de movimientos  y horarios y espacios separados; con una pequeñaja de casi un año es de agredecer; no obstante, está el tema de tener que 'hacértelo tú'... Por otro lado, en el hotel no hay que hacer nada, pero no dispones de cocina para hacer cosas para el bebé y muy posiblemente, esté todo en un único espacio; por último queda la opción intermedia, que es el Aparthotel: En él puedes tener (si quieres) servicio de hotel, pero además dispones de cocina de libre uso; además, depende del lugar, es posible que tengan espacios separados.

Sin duda, la opción que más nos gustaba era la del aparthotel, así que nos fuimos hacia Booking.com para buscar aquellos alojamientos que cumplieran nuestros requisitos y que, además, estuvieran bien valorados por familias con niños pequeños. 

En multitud de ocasiones echamos un vistazo a booking.com para la búsqueda de alojamientos; no obstante, casi siempre que buscamos siempre ahí echamos un vistazo a la página 'oficial' del alojamiento en cuestión; es muy posible que en ella se den más opciones de alojamiento (media pensión, habitaciones de diferentes tipos...) e, incluso, que sea algo más económico (esto no siempre pasa).

Tras una laboriosa búsqueda, acabamos escogiendo los apartamentos Cales de Ponent (Booking), en Cala Santandria, a poco más de 5 minutos en coche del centro de Ciutadella y a dos minutos caminando de la cala. Nos gustó porque, además de ser unos apartamentos, con las ventajas que ello conlleva, disponen de servicio de 'hotel', lo que implica limpieza y régimen alimenticio a escoger, por lo que te evitas cocinar (si es lo que quieres). Finalmente lo reservamos directamente en su web porque ahí pudimos escoger Media Pensión; la envergadura de la isla así como los horarios que -más o menos- has de llevar con un bebé hacían cómoda esta decisión.



Pues ya lo teníamos todo: medio de transporte y alojamiento! Ahora, a preparar la ruta :)


Capítulo anterior: ¿Por qué aquí?

Capítulo Siguiente: Planning teórico
Diario de viaje a Menorca: Inicio

No hay comentarios:

Publicar un comentario