miércoles, 15 de abril de 2015

Viaje a Menorca - Conclusiones

Menorca es un lugar que hay que visitar alguna vez en la vida... y es un buen lugar para usarlo como banco de pruebas si se viaja con niños pequeños por primera vez. Se trata de un lugar paradisíaco, con unos paisajes increíbles y unas playas alucinantes. Pero no es sólo eso, también tiene muchos lugares para visitar y bonitos pueblos y ciudades.

Por su tamaño permite instalarse en cualquier lugar de la isla y no dedicar demasiado tiempo a los desplazamientos (de extremo a extremo de la isla no hay más de 45 minutos en coche).

No obstante, que sea un lugar tranquilo no implica que no haya que 'estresarse' en algún momento; a las playas hay que ir tempranito, sobretodo por el tema del aparcamiento. En muchas de las más conocidas, los párkings no son excesivamente grandes y se llenan rápidamente (en muchos casos, antes de las 10 de la mañana ya están llenos).

Se trata de una isla pequeña, sí, pero no hay que intentar abarcarlo todo, y si se va con niños pequeños, aún menos. Como he comentado antes, además de la multitud de playas alucinantes, también hay muchos lugares que visitar. Nosotros recomendamos hacer un mix playero-cultural.

Cuando se va a Menorca, hay algunas cosas que se han convertido casi en una obligación, voy a detallar algunas de ellas:

1. Visitar Macarella y Macarelleta: Según mucha gente, son las mejores playas de la isla, y esto hace que estén muy masificadas. Nosotros nos instalamos en Macarelleta pensando que estaríamos más tranquilos y fue peor el remedio que la enfermedad. Fue en la playa que estuvimos menos cómodos por la cantidad de gente que había.

2. Caldereta en Fornells: Pese a que sirven caldereta en prácticamente cualquier restaurante de la isla, en Fornells es el sitio original. Tras buscar dónde ir a hacerla (hay muchos en Fornells), nos decidimos por Café del Nord (web, recomendado reservar); no es tan glamuroso ni tan famoso como otros, pero dicen que sirven la mejor caldereta de la isla y el trato es exquisito. Ah! Esto no es barato :P

3. Visitar algún yacimiento talaiótico: Hay muchos, unos más famosos que otros... además, son una buena alternativa para cuando no hace día de playa.

4. Visitar Binibèquer: Preciosísimo lugar, parece sacado de cuento. Me pareció muy curioso que viva gente ahí, parece un museo al aire libre.

Resumiendo: Id!



Diario de viaje a Menorca: Inicio

3 comentarios:

  1. Toda una prueba de fuego. Encantadas que os gustara nuestra isla. La próxima os damos unas recomendaciones ;-)
    Cositasdemamis.com

    ResponderEliminar
  2. Toda una prueba de fuego. Encantadas que os gustara nuestra isla. La próxima os damos unas recomendaciones ;-)
    Cositasdemamis.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El otro día hablaba con una compañera de trabajo sobre por qué la gente se iba al Caribe teniendo islas como Menorca cerca... volveremos :D

      Eliminar