viernes, 29 de mayo de 2015

Museu de la Ciència i la Tècnica de Catalunya

Algunas fotos del fantástico Museu Nacional de la Ciència i la Tècnica de Catalunya que tenemos en Terrassa; fotografías realizadas durante la jornada de puertas abiertas con motivo de la Fira Modernista.

En su interior hay varias exposiciones, como puede ser la de Energeia, la del funcionamiento de una fábrica textil o la de la evolución de la informática (impresionante!); no obstante, el propio museo es un monumento en sí (Vapor Aymerich, Amat i Jover); una impresionante obra del modernismo que reinó en la ciudad con el arquitecto Lluís Muncunill como estandarte y en la que había una impresionante fábrica textil a principios del siglo XX.

Tenéis más información de las actividades del museo en su web: www.mnactec.cat








miércoles, 27 de mayo de 2015

#BlogTripFamiliesVallesOriental: Arqueólogos por un día - Mons Observans (Can Tacó)

Continuamos nuestro fin de semana de actividades por el Vallès Oriental haciendo parada en el Turó d'En Roina, entre las localidades de Montmeló i Montornès del Vallès para visitar el asentamiento arqueológico de Can Tacó, también llamado Mons Observans.

Se trata de un yacimiento arqueológico situado en lo alto del Turó de Can Tacó, el cerro más pequeño de los tres que componen la montaña de Les Tres Creus. Actualmente está rodeado de fábricas, pero siguen habiendo unas espectaculares vistas que permitían, en la época del asentamiento, controlar todo el entorno fácilmente.

Se sospecha que el lugar fue un praesidium, un establecimiento militar que permitía el control administrativo y político del territorio que lo rodeaba.

Tras la recepción en el Punto de Información, donde pudimos ver un interesante audiovisual y una exposición fotográfica, comenzaba la visita propiamente dicha. Los adultos íbamos a hacer una visita teatralizada al yacimiento y los pequeños iban a hacer el Taller de Arqueología. Este taller consiste en que los pequeños, utilizando herramientas de arqueólogos para descubrir ciertos objetos, aprendan a interpretar lo que les rodea y consigan averiguar en qué lugares están trabajando. Este taller se imparte en un gran arenal que representa dos estancias; está construido siguiendo las mismas técnicas que se utilizaron en la construcción del praesidium y entre la arena se encuentran enterrados multitud de objetos.


Los pequeños arqueólogos investigando


Mientras los pequeños y las pequeñas estaban entretenidos haciendo de arqueólogos, los adultos comenzamos nuestra visita teatralizada. 


Un guía nos introdujo la historia del lugar

Tras una pequeña introducción para ponernos en situación, nuestro guía nos presentó a la que iba a ser nuestra acompañante durante la visita; Sàlvia, la mujer de Caius Maximus Minimus, un pintor romano que trabajó en la decoración del palacio y que dejó a su mujer no se sabe bien por qué (de hecho, ella sigue esperando...). Así pues, sería ella nuestra anfitriona.


Sálvia, esposa de Caius Maximus Minimus

La visita va alternando las explicaciones del guía y las intervenciones de la anfitriona del lugar, que explica anécdotas y pequeños cotilleos del lugar que hacen la visita muy amena y entretenida.


Patio principal y lugar de entrada


Uno de los depósitos de recogida de agua

Depósito auxiliar para el almacenamiento de agua

Fragmentos de muro que separaban almacenes
Realmente fue una visita muy interesante y el hecho que fuera teatralizada le dio un componente ameno que, aunque no era estrictamente necesario por lo interesante de lo que nos explicaba el guía, hizo que la visita aún fuera más entretenida.

Para finalizar, fuimos todos al Aula de Arqueología a ver qué habían averiguado los pequeños y las pequeñas en su Taller y cómo extraían sus conclusiones (la nuestra escarbando ya era feliz... era la más pequeña :P).


En resumen, se trata de una visita diferente que tenemos muy cerca y del que, muy posiblemente, no hayamos oído hablar (tampoco lleva mucho tiempo abierto - desde finales del 2012 -). La visita dura algo más de una hora y los adultos se lo pasan bien por un lado y los más pequeños disfrutan en el taller.

En su web (www.monsobservans.com) os podéis inscribir a las diferentes actividades que se realizan en el parque así como sus tarifas (muy económicas) y duraciones.

lunes, 25 de mayo de 2015

Instantáneas de Ámsterdam (y IV)

Como recordatorio de nuestra escapada a la bella ciudad de Ámsterdam, os dejo la última entrega con algunas fotografías de lo que vimos por allí en nuestro viaje en familia. Al final del post tienes el enlace al diario del viaje, por si no lo has leído aún ;)


Biblioteca de Ámsterdam

Una bici!

Vondelpark


Entrada a Begijnhof


Visita nuestro diario de viaje a Ámsterdam en este enlace

jueves, 21 de mayo de 2015

Saló Juguem+ - Terrassa

En muchas ciudades es habitual que durante las vacaciones navideñas se celebre un salón de la infancia en el que los pequeños (y no tanto) puedan realizar diferentes tipos de actividades.

Terrassa también tiene el suyo y se llama Juguem+ (Juguemos). El símbolo + viene dado porque antiguamente se llamaba Juguem, y al 'modernizarlo', le pusieron esa coletilla.


El saló Juguem+ dura aproximadamente una semana, desde pasado navidad hasta antes de Reyes y solo abren por la tarde, así que no queda mucho margen para decidirse a ir. Además, con tan pocos horarios siempre está abarrotado de gente.

Tras abonar el precio de la entrada (2 euros cada adulto y 4 cada niño a partir de 2 años), entramos al recinto de Fira de Terrassa.


Entre las actividades que pueden realizar los niños y niñas se pueden encontrar talleres (para hacer adornos, pintar la cara...), circuitos de educación vial (con bicis para grandes y correpasillos para los pequeños), hinchables, juegos varios, espacio de circo...


También es posible saber cómo se hace un rescate por parte de los bomberos (y subir a un camión), aprender qué hace la Policía Municipal o subir a una moto de los Mossos d'Esquadra (con las sirenas encendidas :P).



Todo ello se complementa con espectáculos de lo más variado. Por un lado hay un espacio de magia en el que, además de algunos talleres, se hacen representaciones y por el otro uno ya más genérico, con actuaciones teatrales, circenses...




Ya para acabar, también hay un espacio para acercar a los más pequeños al deporte de la ciudad: El Hockey Hierba. Se puede considerar que Terrassa es una de las ciudades de España más importantes en este deporte (por esta razón fue subsede olímpica en Barcelona '92), así que hay una estrecha relación entre este deporte y la ciudad.


La enana se lo pasó en grande... Nos costó bastante irnos (y eso que estaban cerrando!). Es una pena que no dure más días y que tenga un horario tan corto; si durara más día y abrieran más horas no habría tantas colas y los ratos de espera serían menores.

Esperamos que para el próximo sigan avanzando en la mejora de todo esto. Lo veremos en Navidad con los dos!

martes, 19 de mayo de 2015

#BlogTripFamiliesVallesOriental: Ecogranja de Recerca Salgot

Nuestra primera parada en el BlogTrip fue en Aiguafreda, en la Ecogranja de Recerca Salgot. Allí nos incorporamos al grupo con los que íbamos a compartir experiencias durante los dos días (nosotros llegamos allí en coche mientras que la mayoría lo hizo en autocar).

La visita a la Ecogranja comienza con un audiovisual de unos 10 minutos en la que se explica el origen de la marca, de la granja ecológica y los compromisos de calidad, tanto de las instalaciones como de los productos.

Imágenes antiguas de la granja

Cuando empezaron a salir animalejos, la enana ya se puso contenta...


Explicación de la situación actual de la ecogranja

Una vez finalizado el mini documental pasamos a la visita de las instalaciones. Esta ecogranja se encuentra literalmente en medio del bosque, aprovechando lo que en su día fue una antigua cantera.

Los animales se encuentran separados en diferentes naves según la situación en la que se encuentren:


Hembras gestantes

En cada una de las zonas, los animales se encuentran en lugares amplios en los que pueden desarrollar sus conductas naturales como el instinto maternal, la socialización y el juego.


Camadas en lactancia

Algunos de los que estuvimos en la visita tuvimos tiempo de pillar 'in fraganti' a los pequeños lechones mamando tranquilamente.


Lechones pequeños

Seguimos paseando por las distintas zonas, muy bien acondicionadas. Lo cierto es que a los animales se les veía bastante tranquilos y disfrutaban cuando les echábamos bellotas!




La última zona es la de destete, que es donde los cerdos ya cogen una envergadura considerable.


Destete
Durante toda la visita nos remarcaron el estricto cumplimiento de las normas de agricultura ecológica que así como su compromiso con la sostenibilidad; disponen de placas solares que aportan una buena parte de la energía necesaria para el funcionamiento de las instalaciones (el resto se obtiene con una caldera de biomasa), recogida de aguas pluviales y reutilización de las aguas grises para la limpieza y el riego. También tienen una pequeña planta de compostaje.

La visita finaliza con una degustación de productos ecológicos Salgot. Como era de esperar, estaban deliciosos.

Degustación de productos

Además de las instalaciones tan bien cuidadas y la gran atención que se da a los visitantes (ponen incluso a disposición banquetas para que los más pequeños lo vean todo bien), el entorno es fantástico y se pueden disfrutar de unas vistas espectaculares.

Impresionantes vistas

Es un lugar diferente para visitar y muy agradable; los pequeños (y los grandes) disfrutaron mucho. La visita dura una hora y cuarto aproximadamente (pasa volando!) y tiene un coste de 8 euros para mayores de 10 años. Se puede visitar los sábados, a las 10.30 y a las 12.00.

web: www.ecosalgot.com

viernes, 15 de mayo de 2015

Un día en el Tibidabo

Antes de que llegara el nuevo hermanito a la familia y, apurando los últimos días de vacaciones, decidimos ir a pasar un día al Parque de Atracciones del Tibidabo.




Cuando teníamos decidido que íbamos a ir me puse a buscar descuentos por varios sitios (las entradas son algo caras) y el resultado fue... Fracaso total; no hubo manera de encontrar ningún descuento, aunque meses atrás sí que los había habido.

Otra de las cosas que hay que tener en cuenta para ir al parque de atracciones del Tibidabo es cómo ir; como supongo sabréis, está ubicado en lo alto de la montaña del mismo nombre, por lo que hay ciertas limitaciones en cuanto a espacio. Hay un párking en la parte alta (10 euros al día, unas 450 plazas) que, por lo que leí por ahí se llena rápido. También se puede subir en transporte público (desde el Vallès y desde Plaça Catalunya hay lanzadoras), en cremallera y, finalmente, dejar el coche en el aparcamiento que hay justo en frente de la Vall d'Hebron (párking municipal) y después subir en bus de forma gratuita; esta última alternativa es la que escogimos nosotros. La tarifa para todo el día en el párking es de 4,20 euros y se debe comprar la entrada al parque en el mismo párking para que se aplique la tarifa y se pueda subir de forma gratuita en bus. Cuando fuimos nosotros había bastante cola, tanto para comprar la entrada como para subir a los buses. Os aconsejo, si vais varias personas, que os dividáis para hacer las colas y aprovechar más el tiempo. Si se va con niños en la taquilla los quieren ver para darles la entrada adecuada a su altura, así que es conveniente que estén en el párking.

Como he comentado antes, las entradas no son baratas: 
- Adultos: 28,50 eur.
- Menores de 1,20 m: 10,30 eur.
- Menores de 0,90 m: gratis
- Camí del cel: 12,70 eur (permite subir a las atracciones clásicas y a recorrer el parque en su totalidad).

Nosotros nos hicimos con una de cada; una de adulto para mi, una de menor de 1,20 para la pequeñaja y una de Camí del Cel (paseo) para la mami con el pequeñajo en su interior. No se puede decir que sea un lugar excesivamente económico (no es mucho menos caro que Port Aventura, y para éste es muy fácil conseguir descuentos...)



Una vez el bus nos llevó hasta la cima de La Muntanya Màgica entramos al recinto del parque. La parte superior, donde están las atracciones clásicas es de acceso libre para todos, no es necesario tener ninguna pulserita. Además, es posible, en algunas de ellas, comprar tickets individuales para subir a las atracciones de esa zona.

Templo Expiatorio del Sagrado Corazón de Jesús


Entramos por uno de los laterales, y en seguida nos empezamos a encontrar algunas atracciones para los más pequeños.







Ya en la plaza principal del parque nos encontramos con las atracciones más tradicionales: El Carrousel, El avión y la Atalaya. Tras una vuelta en el Carrousel, nos fuimos a una zona de mesas para comer. En principio son de libre acceso siempre y cuando se consuma algo de los bares (había gente que no lo hacía, claro :P). El lugar, para acceder con cochecito es algo complicado (está algo apretujado todo).

Carrousel


Tras reponer fuerzas nos fuimos a hacer cola a una de las atracciones recientes del parque: El Giradabo. Se trata de una noria que, aunque no es de las más grandes que he visto, ofrece unas bonitas vistas de toda la ciudad de Barcelona y del parque. El acceso es para mayores de 0,95 metros... no vimos claro que la peque pudiera subir hasta un momento antes, cuando la midieron y... SI! Superaba el límite.


Giradabo


Tras disfrutar de las vistas, nos dirigimos a un nivel inferior, donde entramos al 'Miramiralls'. Aquí la mami ya no pudo entrar, así que se tuvo que quedar fuera. Se trata de un laberinto de espejos y fue súper divertido ver la reacción de la pequeñaja totalmente desorientada, jaja; en su interior también hay una sala de espejos multiformas. 


Miramiralls

¿Es seguro pisar aquí? :P

Había llegado el momento en el que la pequeñaja debía descansar, así que estuvieron dando un paseo con cochecito por uno de los niveles inferiores y algunos de los adultos aprovechamos para subirnos en otras atracciones, como el Diávolo, El hotel Krüeger y los autos de choque mientras hacíamos cola en el Hotel :P

Diávolo desde fuera

El Diávolo son unas cadenetas grandiosas que van oscilando y van realmente rápido.


Diávolo desde dentro

El Hotel Krüeger es un pasaje del terror (fue de los primeros en un parque de atracciones) con actores reales y con los típicos personajes de estos lugares.

Entrada al Hotel Krüeger

Al salir del Hotel la peque ya se había despertado y estaba junto a su mami esperándonos a la salida. Lo primero que me dijo fue que los carteles de las películas que había en las paredes le daban miedo... jaja.

Nos dirigimos de nuevo a la parte de abajo del parque y fuimos a la atracción infantil de los Globos, que resultó ser una de las preferidas de la enana.

Justo después de subirnos aquí, tocó ir corriendo hacia los niveles superiores porque estaba a punto de empezar la sesión del Marionetarium... llegamos por los pelos (dichosas subidas y escaleras), pero valió la pena porque a la enana le gustó bastante. Se trataban de esas marionetas que las llevan desde detrás y que los que las llevan van totalmente de negro (aunque se les veían las caras...).

Seguidamente, mientras la enana se quedó con la mami, el resto de adultos nos subimos al Magatzem de les Bruixes i els Bruixots, un tren invertido antiquísimo y restaurado que también permite tener unas vistas espectaculares. La atracción no hace nada, aunque vimos algunos niños pequeños que estaban un poco asustados porque es muy oscura.

Vistas desde el trenecito del Magatzem

Ya no quedaba mucho tiempo y aún faltaban algunas atracciones por visitar. Nos bajamos a las camas elásticas, donde pudimos ver un pequeño espectáculo de magia mientras hacíamos cola. Después de las camas intentamos, de manera infructuosa, que la pequeñaja se subiera en algunas otras cosas (un trenecito, unos barcos que daban vueltas y podían tirar agua a los que estaban fuera y unas focas que iban por un circuito de agua). No hubo manera...


Un poco de entretenimiento mientras
esperábamos a subir a las camas elásticas

De nuevo, volvimos a los globos, que se convirtió en la atracción estrella...




A continuación, ya totalmente de noche, nos dirigimos hacia la montaña rusa, inaugurada en el año 2008. Nos sorprendió gratamente, fue bastante divertida.

Nos comimos una hamburguesa en uno de los bares y nos fuimos hacia el nivel superior para dar una última vuelta en el Carrousel antes de que cerraran.

Panorámica nocturna

Sin prisa pero sin pausa nos dirigimos hacia los buses que bajaban al párking, que iban totalmente abarrotados.

Fue un día intenso y divertido, sobretodo para la pequeñaja, y prueba de ello es que acabó echa polvo. 

Es un poco caro pero estamos valorando realmente el hacernos socios (Tibiclub), que a la tercera vez que se va en el año ya sale a cuenta y además tiene ciertos privilegios.

Hubo un momento, entre las 5 y las 7 que había muchísima gente; suponemos que fue por gente socia, por el buen día que hacía, pero aún así no había muchas colas en los sitios. Nos faltaron muchas cosas en las que subirnos (Dididado - Cine en 4D, el castillo misterioso, alguna atracción acuática, la Atalaya, el avión...), pero todos nos lo pasamos muy bien.

Supongo que cuando sea un poco más grande se lo pasará aún mejor...