jueves, 30 de julio de 2015

Visitamos "Els Roures parc" en Seva (Barcelona)

Una de las últimas excursiones que hizo nuestra hija mayor durante el curso fue a una especie de parque de atracciones muy adaptado a niños pequeños; volvió encantada y entusiasmada. Días después, pusieron las fotos de la excursión en la web del colegio y pudimos ver exactamente de qué se trataba (por muy bien que nos explicara lo que hizo no nos acababa de quedar claro qué podía ser subirse en las abejas).

Inmediatamente decidimos que un día teníamos que visitar el parque de nuevo, en familia o con amigos.



El recinto de Els Roures parc consta de 3 zonas bien diferenciadas: El minigolf, las piscinas y el parque de atracciones. Como está algo lejos de donde vivimos (a una hora en coche aproximadamente) nos decantamos por visitar el parque de atracciones, que abre únicamente por la tarde.

Para aprovechar al máximo, decidimos junto a unos amigos llegar allí antes de comer, hacer un pícnic por la zona y estar preparados para cuando abrieran (a las 15.30).

Mientras esperábamos pudimos dar una vuelta por la zona de piscinas y vimos el minigolf; el área de las piscinas es fantástica, con mucho césped, zonas de sombras, un restaurante donde comer y 3 piscinas (grande, mediana y pequeña); el minigolf consta de 18 hoyos y da para pasar un buen rato entretenidos; ya por último, el parque de atracciones dispone de un buen número de atracciones para los más pequeños.

Cada una de las áreas en las que se divide el parque tiene entradas separadas, pero todas ellas son muy económicas y es muy buena idea combinar algunas de ellas.  Para que os hagáis una idea, la entrada al parque cuesta 6 euros a partir de 1,5 años (menores no pagan) y 3 euros para los adultos, con consumición incluida.


Plano del parque

Zona de Minigolf

Con la pulserita que permitía nuestro acceso al parque nos dirigimos a la grandísima piscina de bolas, con varios pisos y diferentes recorridos... yo ya me veía toda la tarde allí, era imposible sacarlas!


Piscina de bolas


Cuando conseguimos que fueran a otro sitio, nos dirigimos a los caballitos, un tiovivo de los de toda la vida en el que también estuvimos un buen rato. Fue aquí donde nos percatamos de la diferencia de este parque respecto a un parque de atracciones al uso: las atracciones duraban 'a gusto del consumidor'. Iba más o menos rápido según lo que decían los niños y duraba más o menos, en función de si los niños querían cambiar o no.


Los 'caballitos'


 


Existe otra atracción del estilo, llamada las abejas, que son unas cestas (con forma de abeja, por supuesto) colgadas por la parte superior y que se levantan un poco cuando la atracción va dando vueltas.


Las abejas


Tocaba descansar de dar tantas vueltas y nos dirigimos a los autos de choque. Teniendo en cuenta que las niñas que se subían a los autos tenían 3 años y que era la primera vez que iban a 'conducir' solas (subirse en mis faldas en el párking no cuenta), la experiencia prometía. Y así fue; las pobres no daban a basto girando el volante a un lado y a otro; a duras penas eran capaces de dar una vuelta a la pista con la ayuda de dos monitoras del parque... lo cierto es que fue muy divertido (para los adultos sobretodo), las niñas acabaron bastante estresadas y fue la única atracción en la que no repitieron (porque ellas no quisieron): Eran demasiado pequeñas.


Los autos de choque


Justo delante de los autos de choque se encontraba el Tren far west. Esta fue otro de las atracciones en las que se estuvieron un buen rato; es un circuito entre árboles y mini túneles en el que los peques disfrutaban paseando.


El tren far west


Continuamos nuestro periplo en el parque por el castillo de madera, con sus cuerdas, toboganes y rampas para escalar. Seguidamente, antes de hacer un descanso para tomar un refrigerio y merendar, nos dirigimos al inflable, aprovechando que no había nadie y que las pequeñas podían estar más tranquilas sin temer que niños más grandes las pusieran 'en apuros'.


El castillo de madera


El inflable


Tras la merienda de los peques y el refrigerio en el bar de los adultos, quedaban tres atracciones por probar: Las sillitas, el circuito de bicicletas y las colchonetas, que siempre son una apuesta segura. 

La experiencia en el circuito de bicicletas fue un poco agridulce porque aún son pequeñas y tuvimos que acompañarlas (además, tenían el fatídico volante! jaja). Las colchonetas se convirtieron en otro de esos lugares en los que hubo que insistir para poderlas sacar de allí.



Las colchonetas nunca defraudan!

A partir de este momento ya habíamos probado todas las atracciones, así que fuimos repitiendo en todas varias veces; como os podéis imaginar, no se cansaban nunca...

Pese a ser un parque pequeño, los pequeños lo pasaron en grande; está muy enfocado a niños de corta edad y pueden subirse en todas las atracciones sin problema y todas las veces que quieran. Todos los trabajadores del parque son encantadores y tratan a los niños y niñas con una ternura y una delicadeza que da gusto.

Otra cosa interesante es que existe la posibilidad de celebrar el cumpleaños en el parque; sin duda los asistentes al 'evento' disfrutarían de lo lindo!

El parque abre de mayo a septiembre los fines de semana y festivos por la tarde aunque pueden ir grupos concertados (como escuelas) entre semana; las piscinas abren todo el día de mediados de junio a mediados de septiembre.

Tenéis más información de cómo llegar (es muy fácil), horarios y precios en su web: Els Roures parc

Nosotros tenemos clarísimo que volveremos a visitarlos... ¿A qué esperáis vosotros?

viernes, 24 de julio de 2015

#BlogTripFamiliesVallesOriental: Comida en Can Putxet - Daema Aventura

Quedaba una última parada en nuestro intenso fin de semana... Tras la visita a Can Turró nos dirigimos hacia Sant Celoni, a Can Putxet, donde íbamos a comer, hablaríamos con una empresa turística de actividades por el parque del Montseny y, finalmente, realizaríamos algunas actividades de aventura, tanto grandes como pequeños.

Llegamos con el autocar a nuestro destino y nos fuimos hacia el comedor. El lugar es en realidad una casa de colonias, pero es posible ir a pasar un día en familia y disfrutar de las actividades que se realizan. En su web podéis encontrar más información.

Al acabar la fantástica comida que nos sirvieron vino a hacernos una visita la representante de ADEMC, una empresa de la zona del Montseny que se dedica a hacer multitud de talleres y actividades en contacto directo con la naturaleza, el entorno del parque natural y en función de la época del año. En su web (www.ademc-montseny.cat) podréis consultar todas las posibilidades.

Tras la sobremesa, llegaba el momento de moverse: Daema Aventura entraba en acción y nos separaba en dos grupos: Niños y adultos; los primeros, tras darles algunas vueltas a las actividades que iban a hacer acabaron decidiendo 3: escalada, parque de aventuras y paseo en quad; por la parte de los adultos nos acabamos decantando por subir en Segway.


Uno de los pequeños haciendo sus pinitos
en la escalada

Parque de aventuras



Realmente esta gente tiene actividades para todos los gustos; a las ya comentadas también es posible hacer una Gimcana amarilla (Humor amarillo), paintball, ir en bicicletas eléctricas, futbolín humano...

Nuestra enana era quizás demasiado pequeña para las actividades que se realizan aquí, pero gracias a la complicidad y atención que le dedicaban el resto de niños se lo pasó en grande.



Nociones para controlar un Segway

La experiencia de subir a un Segway es de lo más curioso; al principio es una sensación bastante extraña y hay que pillarle el truquillo, pero una vez lo haces, es muy divertido; es digno de probarlo alguna vez.

Con esto finalizó un genial fin de semana en el que conocimos mucho más una comarca que tenemos a pocos minutos de casa todo ello en muy agradable compañía. Agradecer al Consorci de Turisme del Vallès Oriental la fantástica atención recibida y la buena organización (era la primera vez que hacían algo así y les salió de fábula).


web: www.canputxet.cat
web: www.ademc-montseny.cat
web: www.daemaaventura.com

miércoles, 22 de julio de 2015

Escapada a Londres - Planning

Tras decidir el transporte, el alojamiento y la duración de la escapada, nos pusimos a definir el planning. Para ello, tuvimos en cuenta la visita de lugares típicos (el ir poquitos días no deja otra opción) así como ir a determinados lugares los días fuertes. De ahí que nada más llegar visitáramos un mercado.
Os dejo con el planning (lo consideramos necesario para intentar no dejarnos nada de lo básico):


Día 1 (Sábado):

Llegada a London (Gatwick) a las 09.20
Traslado al hotel para dejar las bolsas.

Visitas:

- Mercado de Portobello (día fuerte)
- Notting Hill
- Kensington Gardens y Hyde Park
- South Kensington
- Stamford Bridge
- Harrod's


Día 2 (Domingo):

Visitas:

- Camden Town
- Hampstead
- Este de Londres (Tower of London, Tower Bridge...)
- South Bank (Tate Modern, London Eye, Oxo Tower, Imperial War Museum...)
- The British Library


Día 3 (Lunes):

Visitas:

- Westminster (Palacio, Abadía, Puente, House of Parliament...)
- St. John's Church
- Downing Street
- Horse Guards Parade
- Buckingham Palace
- St. James Park
- Trafalgar Square
- St. Martin-in-the-fields
- Picadilly Circus
- Soho
- Leicester Square
- China Town


Día 4 (Martes):

Visitas:

- Un paseo por la City (Monument, Lloyd's Building, Museum of London, St. Paul's Cathedral, Temple of Mithras...)
- Covent Garden
- The British Museum


Día 5 (Miércoles- Último día):

- Greenwich Park - Royal Observatory
- Salida de London Victoria a las 15.00 Salida de Gatwick a las 17.50


Capítulo anterior: Transporte y Alojamiento
Siguiente capítulo: Día 1 - Llegada

Diario de viaje a Londres: Inicio


martes, 14 de julio de 2015

Nos vamos al teatro (toda la familia!)

Siempre estamos intentando hacer cosas diferentes con la pequeña, e ir al teatro es una que nos gusta mucho. El Centre d'Arts Escèniques de Terrassa (CAET) tiene en cuenta a las familias y durante la temporada se programan algunas obras para que puedan asistir los más pequeños. 

La temporada de teatro familiar comienza en septiembre y se alarga hasta mayo, donde finaliza con una fiesta. Todo esto y las fiestas que se realizan las gestiona 'La Xarxa', una fundación que se encarga de organizar actividades para niños. 

Tras revisar el programa de Teatre Familiar quedamos, junto a unos amigos, que iríamos a la obra 'La Nit de Reis' de la Companyia La Roda, en el Teatre Principal.



La obra, de una hora de duración, es un musical en el que la Reina de las Nieves ha secuestrado todas las cartas que los niños han enviado a los Reyes y deben recuperarlas con ayuda de unas hadas y un niño.



Se pasó todo muy rápido y los peques con los que íbamos disfrutaron mucho; la nuestra, siguiendo su habitual tónica, se mantuvo impasible la mayoría del tiempo... La expresividad en estos ámbitos no es su fuerte :P




Las canciones consiguen que los niños y niñas presentes en el teatro participen activamente y no sean unos meros espectadores. Aquí la pequeña sí que participaba...




Tras conseguir vencer a la Malvada Reina de las Nieves (y volverla buena), finalizaba una agradable tarde de domingo en la que hicimos algo diferente.


En algunas semanas, la pequeña volverá a ir, aunque esta vez será con sus Tiets a ver La Sirenita, de la compañía Festuc Teatre.

Más información en www.caet.cat
Companyia La Roda: web

miércoles, 8 de julio de 2015

#BlogTripFamiliesVallesOriental: Aula d'entorn rural Can Turró

Continuamos la ronda de visitas con otra de las visitas que prometían ser intensas para los pequeños del grupo que estábamos disfrutando de las actividades programadas por el Consorci de Turisme del Vallès Oriental.

En esta ocasión nos desplazábamos hasta Santa María de Palautordera, a una explotación agrícola en activo: El Aula de Entorno Rural Can Turró.

Tras una bienvenida espectacular, con un desayuno elaborado por las anfitrionas de la granja con productos de la propia granja  (bizcochos, leche...), comenzamos la visita.

Nada más empezar, empezamos con una actividad que dejó a los más pequeños alucinados: dar el biberón a los terneros, algunos de ellos con muy pocos días de vida. A los más atrevidos incluso se les hizo experimentar cómo es una boca de vaca por dentro (al ser rumiantes, solo tienen dientes en la parte inferior).



Si lo de los terneros había sido intenso, lo que seguía a continuación no iba a ser menos: Coger conejitos y darles de comer. Todo ello con las explicaciones e indicaciones de nuestras guías de excepción. Creo que se podrían haber quedado aquí horas y horas...




Para finalizar nuestra corta pero intensa visita a este espacio rural, pudimos hacer lo propio con las ovejas; hasta nuestra pequeña se lanzó a darles de comer, jaja. No había quien separara a los niños de las ovejas!

Yo también quiero!

Lamentablemente, el planning no nos permitió disfrutar más de esta fantástica visita y fue una pena; tienen unas instalaciones alucinantes y es posible realizar multitud de actividades y disponen de muchos más animales (cerdos, gallinas...). Es un lugar fantástico para que los niños hagan algo diferente y pasar el día.





En su página web podéis encontrar toda la información sobre las actividades que realizan en la granja.

web: www.canturro.net

jueves, 2 de julio de 2015

Escapada a Londres: Transporte y Alojamiento

Llegaba el momento de buscar los vuelos hacia la capital inglesa como paso previo a acabar de decidir las fechas. La variedad de vuelos a Londres es amplísima y se pueden encontrar vuelos tanto de las compañías tradicionales como Iberia o British Airways como las de bajo coste más conocidas (Vueling, EasyJet, Ryanair...)

En Londres hay cinco aeropuertos. Dependiendo de la compañía aérea, desde Barcelona se acaba llegando a un aeropuerto u otro. Los aeropuertos de la capital del Reino Unido son los siguientes:

Heathrow

Es uno de los principales aeropuertos del mundo, y ello implica que sea de los que más tránsito tienen. Las compañías que más operan aquí son las de toda la vida, como Iberia o British Airways.


Stansted

Es el tercer aeropuerto del Reino Unido y sede principal de muchas aerolíneas de bajo coste, principalmente del Reino Unido. Es de los que se encuentran más alejados de Londres (unos 64km). Desde Barcelona opera, principalmente, Ryanair.


City

Es el aeropuerto más céntrico pero también el menos accesible. Está especializado en vuelos de negocios.


Luton

Otro de los aeropuertos importantes del Reino Unido y base de muchas aerolíneas de bajo coste. Se encuentra a unos 54 kms del centro y Ryanair vuela, por ejemplo, desde Girona.


Gatwick

El segundo aeropuerto en importancia del Reino Unido. Aquí hay un poco de todo: tanto líneas aéreas tradicionales como de bajo coste. Se pueden encontrar vuelos operados tanto por Emirates o British Airways como por Ryanair o EasyJet.


Tras valorar las muchísimas alternativas, nos acabamos decidiendo por EasyJet, con destino Gatwick. Salíamos de Barcelona un sábado a las 08.00 y volvíamos el miércoles siguiente a las 17.50. Con estos horarios aprovechábamos al máximo el día de ida y el día de vuelta y los costes eran aceptables (jugando con los días de salida y llegada).



En un destino como Londres hay precios para todos los gustos: en función del aeropuerto de destino, de las horas, de la compañía... Mi consejo es que utilicéis alguna página que os ayude en la búsqueda, como por ejemplo Skyscanner.es o kayak.es.


Una vez tuvimos los vuelos reservados, continuamos con la búsqueda del alojamiento; si se echa un vistazo a tripadvisor.es o booking.com hay centenares (si no miles) de lugares donde dormir, y muchos de ellos a un precio que nosotros consideraríamos elevados. Guiándonos como hacemos con todos nuestros viajes con las opiniones que la gente deja en www.losviajeros.com, acabamos encontrando un hotel muy bien situado, con buenas instalaciones para descansar y, lo que es muy importante, situado a escasos cinco minutos caminando del London Eye y a 10 del Big Ben y con una estación de metro casi en la puerta: Tune Hotel.



No se trata de un lugar lujoso, pero cumplía todos nuestros requisitos y la gente no hablaba mal de él, así que nos decidimos por este hotel (y no nos arrepentimos). El precio por noche era demasiado tentador para ser Londres: aproximadamente unas 75 Libras por noche la habitación, sin desayuno y con wifi. Más adelante explicaré un poco sobre este hotel (no es el más adecuado para ir con niños, eso también hay que dejarlo claro).


Capítulo anterior: ¿Por qué aquí?
Siguiente capítulo: Planificación

Diario de viaje a Londres: Inicio