viernes, 30 de octubre de 2015

Viaje a Croacia - Qué ver en Zadar


Dicen que una de las mejores puestas de sol que se pueden ver en el mundo corresponde a la ciudad de Zadar, así que después de nuestra visita al Parque nacional de los Lagos de Plitvice, aprovechando la siesta de los enanos en el coche, nos dirigimos hacia allí a conocerla y a pasar la noche.

Llegamos a Zadar, buscamos el apartamento (que no nos gustó nada, aquí tenéis los alojamientos por si le queréis echar un vistazo), descargamos lo básico para pasar la noche, nos duchamos, salimos pitando y... no llegamos a la puesta de sol :(. 

Aparcar cerca de la entrada al casco antiguo es caro (y no os hagáis ilusiones, que la zona azul cercana comienza muy temprano y acaba muy tarde), así que aparcamos en una especie de solar que hay a unos 5 minutos caminando de la entrada (gratuito). El casco histórico se encuentra en una península a la que se accede por la fantástica e impresionante Puerta de Tierra. Nada más cruzarla da la impresión de estar en otro lugar Zadar diferente.

La Puerta de Tierra 

Tras una cena normalita (con un pescado buenísimo y un arroz negro no tanto) nos dirigimos hacia lo más conocido de Zadar: La curiosa iglesia de San Donato, con su cuerpo circular, la catedral de Santa Anastasia, con su impresionante campanario, el Órgano del Mar y el Saludo al Sol. Evidentemente, las iglesias solo las pudimos ver por fuera (normal con las horas que eran...), pero nos gustaron mucho, igual que el foro romano que está justo detrás. Visitar los monumentos de noche también tiene su encanto porque muchas veces la iluminación es fantástica (y en este caso lo era).


Iglesia de San Donato

Catedral de Santa Anastasia


Iglesia de Santa María
Llegando al mar, lo típico de las zonas costeras: paraditas de todo tipo y una mini-feria a la que, por supuesto, tuvimos que hacer una visita (15kn el viaje).


Tiovivo al que tuvimos que subir...

El Órgano del Mar y el Saludo al Sol son dos 'esculturas' del arquitecto Nikola Basic, natural de la ciudad; el primero de ellos consiste en multitud de tubos y silbatos a la orilla del mar que, con el movimiento de las olas, va produciendo un hipnótico sonido. El Saludo al Sol, por otro lado, es una paranoia (pero nos encantó!); se trata de una enorme circunferencia de cristal (22 metros de diámetro) en el suelo que, mediante pequeñas placas solares (hay 300), deleita al visitante con un curioso y original espectáculo luminoso. Los pequeños disfrutan como locos bailando y saltando por allí! Almacena tanta energía que es suficiente para iluminar todo el frente marítimo.


Saludo al Sol

Una lástima llegar tan tarde a Zadar porque nos quedamos con ganas de más; de poder disfrutar más de su frente marítimo, de poder sentarnos en las escaleras que acaban en el mar, de poder callejear más, de visitar algunos de los atractivos que tiene y, por supuesto, de poder disfrutar de su puesta de sol!



Siguiente capítulo: Callejeando por Sibenik

Diario de viaje a Croacia: Inicio

viernes, 23 de octubre de 2015

Viaje a Croacia: Parque nacional de los Lagos de Plitvice


Hacía poco más de 24 horas que estábamos en Croacia y ya íbamos a vivir uno de los platos fuertes del viaje: El Parque nacional de los Lagos de Plitvice.



Para aprovechar más el tiempo es recomendable dormir por la zona (nosotros nos desplazamos desde Zagreb el día anterior por la tarde) en cualquiera de la multitud de apartamentos y sobes que abundan por los alrededores del parque; nosotros estábamos en Drezni Grad, a unos 10 minutos en coche de la entrada al parque.

El parque tiene 2 entradas y, siguiendo las indicaciones de la guía Lonely Planet que llevábamos (y algunos comentarios leídos en foros y/o blogs) nos decantamos por la 2; pese a que no creo que haya mucha diferencia entre la 1 y la 2 (las rutas largas son bastante parecidas), parece que desde esta última los inicios de los diferentes recorridos son más accesibles.

La entrada al parque vale 180 kunas por persona en temporada alta (para estudiantes se queda en 110 presentando documentación acreditativa, los menores de 7 años no pagan y el resto de edades, 80 kunas). A esto hay que sumar el párking (7 kunas la hora). Si optáis por utilizar la entrada 2 para acceder veréis que al salir del párking (que en realidad es un bosque con caminos y cada uno aparca donde puede) hay una zona con bar, tiendas de recuerdos y venta de entradas. La cola para comprar la entrada aquí era considerable, así que os animamos a que continuéis hacia el parque; justo a la entrada (que queda a varios centenares de metros) la cantidad de gente comprándola es mucho menor.

Es recomendable llegar lo antes posible (el parque abre a las 08.00) para evitarse colas, sobretodo en la compra de las entradas y en determinadas zonas del parque (como el embarcadero).


Recorridos de la entrada 2


Hay varias rutas disponibles en cada una de las entradas; desde una que dura 2- 3 horas y 5100m hasta otra de 6-8 horas y 18900m. Según las recomendaciones que teníamos para conocer el parque lo mejor era dedicar un mínimo de 3 horas; nosotros optamos por la segunda ruta más larga (la H) que incluía un tramo en bus y otro en barca, con una duración aproximada entre 4 y 6 horas  y con un recorrido de 8900m.


Al poco de llegar te encuentras con esto... y alucinas


Durante la ruta vimos algunas familias con cochecito, pero no recomendamos su visita con él; hay tramos con escaleras, la mayoría del trayecto va por pasarelas de madera y el resto por caminos de tierra. 


Las pasarelas habituales durante el recorrido

El parque es una maravilla, aunque seguro que es mucho más espectacular a finales de la primavera o a principios de verano porque la cantidad de agua de las cascadas debe ser bastante más. A finales de agosto (cuando lo visitamos nosotros) la cosa ya estaba bastante más apagada. De todas formas, es bonito igualmente!


Nuestra ruta comenzaba con un bus que te llevaba hasta la parte superior del parque para ir bajando y acabar pasando por los 16 lagos que lo componen (tras hacerlo así vimos que habíamos hecho bien porque era todo bajada), todos ellos conectados por decenas de cascadas. Es alucinante porque en cualquier sitio está la foto perfecta: lagos de agua turquesa, cascadas, rápidos...





Aproximadamente a la mitad de la ruta H llegamos al embarcadero, en el que es habitual encontrarse con multitud de gente; toca espera pacientemente a la llegada de una de las barcas para continuar el recorrido. Por supuesto, tanto el bus anterior como el trayecto en barca está incluido en el precio de la entrada.


Espectaculares aguas turquesas

Cuando llegamos al otro lado del gran lago Kozjak (el más grande del parque, con 4 km de longitud) aprovechamos para comer. Tanto aquí como en otros lugares del parque hay sitios habilitados para ello y no importa si uno se lleva la comida o prefiere comprarla. Nosotros no llevábamos nada y  la compramos (hamburguesas, pollo, patatas). No mucho a destacar: calidad media pero precio más bien elevado; tampoco nos esperábamos un gran manjar estando en un lugar así de turístico y con la cantidad de gente que había...




Nos sentamos en las mesas de fuera a la sombra (depende de la hora es tarea complicada) y, tras pasarlo mal por la cantidad de avispas que había, rellenamos las botellas con agua bien fresquita (hay grifos fuera de los lavabos) y continuamos el recorrido, ahora ya por los lagos inferiores.




El punto álgido de esta parte del recorrido era la Gran Cascada (Veliki Slap) que con sus 78 metros es la más alta del país. Básicamente ese era el final de la excursión; para acabar únicamente quedaba subir una cuesta interminable hasta llegar a otra zona de descanso en la que esperamos al bus y nos llevó de nuevo a la entrada 2.


La Gran Cascada (Veliki Slap)

Una de las típicas imágenes del parque tras la interminable subida

Los pequeñajos acabaron reventados (y los padres!) aunque valió la pena. Según Google ese día hicimos más de 11 kilómetros caminando; el pequeño fue en mochila, pero la grande se comportó estupendamente e hizo gran parte del recorrido caminando. Cuando se subió al bus cayó rendida...

Tras bajarnos del bus nos dirigimos hacia el párking para recoger el coche (de nuevo subida!) y emprendimos el camino hacia nuestro siguiente destino: Zadar. 

Sin duda, este es uno de los lugares más espectaculares que hemos visitado. Es visita obligada en un viaje a Croacia.

Información del parque en la web oficial: http://www.np-plitvicka-jezera.hr


Capítulo Anterior: Llegada y Zagreb
Siguiente capítulo: Zadar

Diario de viaje a Croacia: Inicio



viernes, 16 de octubre de 2015

Viaje a Croacia: Llegada y visita a Zagreb


Por fin llegó el día de partir de viaje, parecía que no iba a llegar nunca! Tras dejar nuestro coche en el párking de larga estancia de Aena en el Aeropuerto de El Prat nos dirigimos hacia la T1 a esperar pacientemente nuestro vuelo. No sé vosotros, pero por muchas veces que coja un avión, el trámite de facturar (online o presencial), entregar la documentación y pasar los controles me pone algo tenso (y si voy con niños aún más). Solo me quedo completamente tranquilo cuando estoy en la cola para entrar al avión, y no será porque no hemos cogido veces un avión... 

Tuvimos un vuelo tranquilo (son poco más de dos horas) y llegamos al aeropuerto de Zagreb a la hora prevista. La recogida del coche de alquiler fue un rato desesperante; era la hora de comer (y no habíamos comido), los niños empezaban a alborotarse y la cola de nuestra oficina de recogida no avanzaba; más de una hora estuvimos hasta que nos lo dieron. 

Tras conseguir el coche nos dirigimos a nuestro apartamento a hacer el check in y a descargar las maletas para después ir a comer algo y empezar nuestra visita a la ciudad, en la que íbamos a estar 24 horas. Comimos algo en los alrededores del apartamento y después de cambiar algo de dinero, cogimos un tranvía para dirigirnos al centro. 



Nada más llegar a la plaza Ban Jelacic, con la imponente estatua de Josep Jelacic en el centro, lo primero que hicimos fue dirigirnos a la oficina de turismo, que se encuentra en uno de los extremos, muy cerca de una curiosa fuente hundida en el suelo (fuente Mandusevac). Nos facilitaron un mapa y nos recomendaron dos rutas para conocer los principales puntos de interés de la ciudad: una ruta por la ciudad alta y otra por la ciudad baja. Disponíamos de una tarde y de una mañana para conocer Zagreb, así que decidimos dedicar la tarde a conocer la ciudad alta (Gornji Grad) y dejar la ciudad baja (Donji Grad) para el día siguiente.
La plaza Ban Jelacic, centro neurálgico de Zagreb

Ruta por la ciudad alta

Comenzamos la visita visitando la fantástica catedral de Zagreb, con sus impresionantes torres de 105 metros rodeada de una muralla protectora. Continuamos por las adoquinadas calles hasta la plaza donde se ubica cada día el mercado de Dolac (al ser por la tarde ya no estaba abierto, lo visitaríamos al día siguiente). Continuamos por la conocidísima calle Tkalcica, repleta de bares y cafeterías.

La imponente catedral
Callejeamos sin demasiado rumbo hasta llegar de nuevo a la plaza Ban Jelacic. Aprovechando que habíamos vuelto a este punto, recorrimos un tramo de la Calle Ilica, una de las más largas de la ciudad (antiguamente fue la más larga) hasta que llegamos a la calle Tomic, donde se encuentra el famoso funicular de Zagreb, uno de los más antiguos y cortos del mundo: Sube 30,5 metros y el trayecto dura únicamente 55 segundos, pero evitaba (y evita) tener que subir las imponentes cuestas hasta llegar a la parte alta de la ciudad. Una vez arriba las vistas son impresionantes (y a los niños les encantó)!
El trayecto del funicular es corto...

Las vistas desde arriba son espectaculares

No muy lejos de allí se encuentra la impresionante Iglesia de San Marcos, conocida por su peculiar tejado en el que se representan los escudos de la ciudad y de Croacia. Sin duda, esta es una de las imágenes más típicas de Zagreb; en la plaza de San Marcos también se encuentra el Parlamento y Banska dvori, la sede del gobierno y oficina del Primer Ministro.

La preciosa iglesia de San Marcos
Se hacía tarde y todos empezábamos a acusar el cansancio del viaje, así que nos dirigimos de nuevo camino a la plaza Ben Jelacic no sin antes pasar por la curiosa Puerta de Piedra, lugar por el que antiguamente se accedía a la Ciudad Alta. La parte exterior estaba en restauración y no la pudimos observar en todo su esplendor, pero su interior es muy curioso porque tiene una pequeña capilla ... 
Tras este paseo y algunas compras de última hora, nos retiramos al apartamento a descansar.
Ya al día siguiente dejamos el coche preparado y nos dirigimos al centro, de nuevo en tranvía. Tocaba seguir la ruta que nos habían recomendado en la oficina de turismo por la ciudad baja (Donji Grad), pero primero nos dimos un agradable paseo por el mercado de Dolac, en el que incluso hicimos algunas compras. 


Ruta por la ciudad baja (en azul claro)

El mercado de Dolac. Visita imprescindible!

Donji Grad es totalmente diferente a la ciudad alta: Calles anchas con edificios imponentes por las que pasear tranquilamente. A esta zona también se le conoce como la Herradura Verde por la cantidad de parques y paseos arbolados que la rodean. Durante este agradable paseo vimos el Teatro Nacional, el Archivo Estatal Croata, diversas plazas y el curioso monumento Sol Aterrizado, que es una enorme bola dorada que representa, evidentemente, al Sol; es el epicentro del sistema solar y el resto de los planetas está repartido por todo Zagreb manteniendo las proporciones astronómicas y aritméticas; nosotros solo conseguimos ver una más -suponemos que mercurio- cerca del Teatro Nacional. Aprovechamos también para visitar algún parque infantil y el jardín botánico, que es inmenso y no lo pudimos recorrer entero. 

El jardín botánico

Comimos un bocadillo comprado en la estación (no os esperéis muchos lugares para comer por esta zona...) a los pies de la escultura del Rey Tomislav, primer rey de Croacia, en la grandísima plaza del Rey Tomislav con el Pabellón de Arte en el otro extremo. Me impresionó mucho saber que este Pabellón fue utilizado durante la Expo de Budapest del año 1896 y, tras su finalización, fue desmontado y trasladado a Croacia para construirlo en su actual ubicación. Con la llegada a la plaza Ben Jelacic de nuevo acababa nuestra estancia en la capital del país. Tocaba ir a buscar el coche para desplazarnos al siguiente destino: el Parque Nacional de Plitvice.
 
La plaza del Rey Tomislav
Nos quedaron por visitar dos lugares importantes en la ciudad: El cementerio de Mirogj (considerado uno de los más bellos de Europa) y el grandísimo parque de Maksimir, con un zoo en su interior, ambos algo retirados del centro. 
Zagreb es una ciudad bonita, agradable para pasear y con un tamaño que permite visitar los principales puntos de interés a pie. No es que sea espectacular pero creo que merece conocerla; además no hay mucho turismo y, pese a ser la capital de un país, no se respira un ritmo de vida frenético. 

Si quieres ver dónde nos alojamos, revisa este post.


Capítulo Anterior: Ruta
Siguiente capítulo: Parque Nacional de Plitvice


Diario de viaje a Croacia: Inicio

jueves, 8 de octubre de 2015

Viaje a Croacia: Tareas preliminares - Ruta

Nuestro viaje a Croacia iba a ser de 13 días, entrando por Zagreb y saliendo por Dubrovnik tal y como ya os he contado en anteriores posts. A continuación os dejo nuestra ruta de norte a sur del país. Como veréis, hay un poco de todo: Visitas culturales, naturaleza, playa... nos cundió... y echamos de menos algo más de playa :P.

De Zagreb a Dubrovnik en 13 días


Día 1: Salida desde Barcelona por la mañana. Llegada a Zagreb al medio día; visita a la ciudad alta (Gronji Grad). Noche en Zagreb.


Día 2: Mañana por Zagreb para conocer la ciudad baja (Donji Grad) hasta después de comer; por la tarde, salida hacia Dreznik Grad (alrededores de Plitvice) para hacer noche con parada técnica en Slunj - Rastoke a ver sus cascadas.


Día 3: Parque Nacional de Plitvice. Al salir, desplazamiento hasta Zadar. Visita al casco antiguo de la ciudad y noche.


Día 4: Salida de Zadar a primera hora para visitar Sibenik y su maravilloso casco antiguo, comer allí y continuar hasta Split, donde pasamos las siguientes 3 noches.


Día 5: Visita a Trogir hasta después de comer. Por la tarde, algo de playa (Split).


Día 6: Parque Nacional de Krka hasta después de comer. Tarde - Noche de visita por Split.


Día 7: Ferry Split - Vela Luka (Korcula); desplazamiento hasta Korcula Town y visita relámpago al casco antiguo y noche en la bahía de Medvinjak (afueras de la ciudad).


Día 8: Playa de Lumbarda hasta después de comer. Tarde por el fantástico casco antiguo de Korcula Town.


Día 9: Mañana de playa en Pupnatska Luka y comida en un conocido restaurante de Pupnat. Tarde de descanso en el apartamento y visita nocturna a Korcula Town.


Día 10: Salida de Korcula en Ferry hacia Orebic. Desplazamiento hasta Ston para comer allí y visitar su muralla. Por la tarde, viaje hasta Dubrovnik.


Día 11: Visita a la ciudad vieja de Dubrovnik (día completo).


Día 12: Playa de Lapad. Tarde - Noche en la ciudad vieja de Dubrovnik.Última noche del viaje.


Día 13: Visita al teleférico de Dubrovnik. Después, recogida de trastos y salida hacia el aeropuerto dirección Barcelona.


Capítulo Anterior: Alojamientos
Siguiente capítulo: Etapa 1 - Llegada / Zagreb


Diario de viaje a Croacia: Inicio


viernes, 2 de octubre de 2015

Viaje a Croacia: Tareas preliminares - Alojamientos

Con los transportes bien atados y paralelamente a la definición de la ruta nos dispusimos a buscar los alojamientos; en Croacia existen multitud de opciones para alojarse: Comenzando por hoteles lujosos en lugares increíbles, pasando por apartamentos o villas y acabando en los famosos 'sobe' que son habitaciones muchas veces de viviendas particulares (son los lugares más económicos donde pasar la noche). En cualquier caso, todos los alojamientos autorizados y legalizados deben contar con una plaquita de color azul indicando el tipo al que pertenecen.

Es muy posible que no haga falta reservar los alojamientos antes de partir porque realmente hay muchísimos por todo el país, sobretodo en las zonas más turísticas. Nosotros escogimos llevarlos desde aquí por varias razones: evitarnos sorpresas con los precios, tener valoraciones de gente que ha estado y ahorrarnos tener que estar buscando lugares para dormir yendo con niños y restando ese tiempo de hacer otras cosas.

Tiramos por lo fácil y nos fuimos a booking.com que es donde habitualmente reservamos. Además, tiene muchos usuarios (lo que implica normalmente muchas opiniones) y, en la gran mayoría de sitios, no hay que pagar hasta el destino. Principalmente nos decantamos por apartamentos de una o dos habitaciones con sala de estar (o algo parecido) y con un buen equilibrio entre el coste y las valoraciones de los usuarios.


Finalmente, antes de pasaros la lista de apartamentos, comentaros también que, por la estructura del país y nuestros puntos de llegada y salida, nos fuimos alojando en varias ciudades. Para escogerlos también tuvimos en cuenta que no estuvieran muy alejados unos de otros (no más de 3 horas en coche).

En los enlaces a booking y tripadvisor tenéis valoraciones y fotos por si os puedan interesar. Como veréis, exceptuando Split (que es carísimo), todos los alojamientos en los que estuvimos rondaban los 60 - 70 euros; es un rango de precio medio en el que se encuentran buenos alojamientos y bien situados siempre que se busquen con tiempo.

Nos acabamos alojando en 6 lugares que os detallo a continuación:


ZAGREB - Dormir Apartments

Fantástico apartamento de una habitación con capacidad para 4 personas, con sala de estar-cocina y un cuarto de baño pequeño pero muy chulo. Todo muy bien decorado, bien equipado y con wifi gratuita. No se encuentra en el centro pero está muy cerca de varias paradas de tranvía que, en poco más de 10 minutos, te deja en la plaza principal de la ciudad. Por los alrededores hay varios supermercados, bares y restaurantes.


Sala de estar

Baño pequeñito pero correcto


Nos costó 64 euros por una noche (pago en efectivo, no aceptan tarjetas).

Link Booking
Link Tripadvisor


DREZNIK GRAD (Alrededores de Plitvice) – Apartments Smirnov

Casa de campo con dos apartamentos (uno por planta) y la dueña viviendo en la parte inferior. Nosotros estuvimos alojados en la planta baja; teníamos una cocina, una amplia sala de estar, dos habitaciones y un cuarto de baño con bañera. Muy grande, muy cómodo y con wifi gratuita. La dueña fue encantadora, nos ayudó mucho y estuvo un buen rato jugando y hablando con los pequeñajos. Es un pueblecito muy tranquilo a poco más de 15 minutos de la entrada al Parque Nacional de Plitvice; caminando se puede ir al centro (donde está la iglesia y la escuela) donde hay un pequeño supermercado que vende de todo.

Exterior

Sala de estar y cocina al fondo

Su coste fue de 75 euros por una noche (pago en efectivo, no aceptan tarjetas).
 
Link Booking
  

ZADAR – Zara Apartments

Apartamento de dos habitaciones al que no volveríamos. Era bastante cutre; estaba limpio pero todo era muy viejo y no había prácticamente ningún lugar para cocinar, solo dos fogones eléctricos de quita y pon (por suerte no teníamos previsto hacerlo). Tiene dos habitaciones, una zona donde está la 'cocina' con una mesa y un cuarto de baño pequeñito. No sé, no nos sentimos cómodos aquí. Como en los casos anteriores, también tenia wifi gratuita. Además, está muy escondido y nos costó mucho encontrarlo. Se encuentra a 5 minutos en coche del casco antiguo (unos 2 kms); los dueños (o al menos con el que tratamos nosotros) no sabía inglés. El colmo fue cuando nos dio un mapa de la ciudad y nos dijo que se lo devolviéramos al día siguiente (¿?).

Nos costó 50 euros por una noche (pago en efectivo, no aceptan tarjetas).

Link Booking


SPLIT – Apartments Sunshine

El alojamiento más caro en el que estuvimos y para nada el mejor de ellos. Ubicación fantástica a unos 10 minutos de la entrada al Palacio de Diocleciano, en una zona peatonal (en los alrededores se puede buscar aparcamiento, aunque puede no ser fácil; nosotros tuvimos suerte y pudimos aparcar en una especie de parking interior de la zona peatonal).

El apartamento consta de dos plantas y una terraza; en la primera planta, sala de estar bien equipada y amplia, la cocina (antigua y le iría bien una reformilla) y el cuarto de baño. Para nosotros, lo peor del apartamento: azulejos rotos, agujeros debajo de la ducha, desagüe de la lavadora en la bañera (¿?¿?), muy antiguo y descuidado, cortina de la ducha rota y guardada detrás de la puerta... en fin, un desastre; nos fijamos bien en Booking.com y observamos que, los muy pillines no habían puesto fotos del cuarto de baño. La segunda planta, la zona de habitaciones es, sin duda, la mejor de la casa: 2 habitaciones muy amplias y bien decoradas (con unas escaleras de infarto para subir a ellas, por cierto). Para acabar, una terraza en la parte superior... si te atreves a subir a una especie de 'trastero'. Como en los casos anteriores, también tenía wifi.

No estuvimos mal, pero para lo caro que es lo podrían tener mucho mejor arreglado.La persona que nos hizo el check-in fue correcta pero nada cercana.




Mal estado del baño


Pagar casi 100 euros la noche para esto...


Su precio fue de 286 euros por 3 noches - 95 euros la noche - (pago en efectivo, no aceptan tarjetas) .

Link Booking
Link Tripadvisor


KORCULA – Mia Apartments

El mejor alojamiento en el que estuvimos durante el viaje; apartamento de dos habitaciones, amplio, con sala de estar / cocina bien equipada (y con detalle de bienvenida). Lo mejor, sin duda, la terraza con vistas al mar en la que cenábamos, desayunábamos, tomábamos el aire... casi estábamos más fuera que dentro, jaja. Situado en una zona muy tranquila, a cinco minutos en coche de Korcula Town y a unos 15 – 20 minutos caminando del centro. Tiene una playita bien cerca a la que se puede ir caminando.

La dueña, que vive abajo, fue encantadora.


Estas eran las vistas desde la terraza


3 noches, 192 euros - 64 euros la noche - (pago en efectivo, no aceptan tarjetas).

Link Booking
Link Tripadvisor


DUBROVNIK – Kate Apartments

Si en la 'perla del Adriático' quieres estar alojado en un apartamento correcto sin pagar una barbaridad, lo mejor es salirse de la zona centro e ir a lugares como Lapad. Está muy bien comunicado por autobús con el centro (10 – 15 minutos) y por precios razonables existen multitud de lugares para alojarse.

Este apartamento se encuentra en un edificio de viviendas (no quiero pensar lo contentos que deben estar los vecinos) y, al igual que la mayoría en los que estuvimos, tenía 2 habitaciones y una sala de estar-cocina bien equipada. La parada del autobús está a poco más de 5 minutos andando y también hay muchos restaurantes a una distancia similar; es posible ir a la playa de la zona caminando unos 15 minutos. Equipado con lavavajillas, lavadora, wifi y párking (menos mal, porque para aparcar por la zona...).

La persona que nos hizo el check-in fue muy correcta y agradable.

Estuvimos 3 noches: 207 euros en total - 69 euros la noche - (pago en efectivo, no aceptan tarjetas).

Link Booking
Link Tripadvisor


Y estos fueron todos los alojamientos en los que estuvimos; como veis hay un poco de todo, pero en general estuvimos bien.


Capítulo Anterior: Transporte
Siguiente capítulo: Planning - Ruta


Diario de viaje a Croacia: Inicio