lunes, 21 de diciembre de 2015

¿Por qué escogimos Korcula frente a Hvar? - Cómo llegar y dónde alojarse

Mientras estábamos preparando nuestra ruta teníamos bastante claro que un viaje a Croacia tiene algunos factores imprescindibles y que uno de ellos es el de visitar al menos una de las muchísimas islas que tiene (casi 700 de las que menos de 50 están habitadas). Además, es muy recomendable hacer noche en alguna de ellas.

Así pues, mientras montábamos el planning quedaba decidir qué isla visitar… y esto es como si un enamorado de los pasteles entra en una de las mejores pastelerías que pueda encontrar y le dicen que solo puede escoger una cosa: complicado.

Las alternativas son muchas y varían en función de lo que se busca en cada una de ellas. Teniendo en cuenta nuestra ruta acabamos descartando muchas de ellas (Mljet, Brac, Vis …) y nos quedamos con dos finalistas: Korcula o Hvar. 


      


¿Korcula o Hvar?

Ambas nos encajaban para la ruta, pero no conseguíamos decidirnos por una: Hvar es la más conocida y de la que se encuentran recomendaciones en cualquier sitio. Korcula se vende como más familiar, más tranquila y como el lugar en el que nació Marco Polo (aunque esto es motivo de discusión con Italia porque no está claro). Todo el mundo habla maravillas de Hvar… y lo cierto es que no se oye (ni se lee) mucha cosa acerca de Korcula.


Nosotros somos de salirnos de los circuitos más turísticos, así que esta fue una de las razones que hizo que nos decidiéramos por la ‘menos’ conocida Korcula. Esto y que yendo a esta isla nos evitábamos el paso fronterizo de Neum, en el que se forman unos atascos considerables.


La decisión fue todo un acierto (aunque seguro que si hubiéramos ido a Hvar también lo habría sido)... nos encantó y nos habríamos quedado más días en ella si hubiéramos podido.


Cómo llegar y salir de Korcula


Para llegar a Korcula hay varias maneras, y lo primero que se debe tener en cuenta es si se lleva vehículo o no; si no se lleva es posible ir en barco desde Split, Hvar, Orebic y otros lugares, mayoritariamente con la compañía Jadrolinija (la oficial del país). También es posible llegar a la isla en hidroavión con la compañía European Coastal Airlines desde Split. Si se va con vehículo (que era nuestro caso), las posibilidades principales son Split, Orebic y Drvenik (en época veraniega). Nosotros optamos por entrar desde Split y salir por Orebic.





Los pasajes se pueden comprar con anterioridad para asegurar la plaza, muy útil para los que llevan vehículo (tened en cuenta que piden el número de matrícula para la reserva) aunque no se asegura la hora del viaje; es decir, para ir de Split a Vela Luka hay dos ferries diarios: uno por la mañana y otro por la tarde; la compra anticipada del billete asegura el viaje ‘durante el día’, pero no el barco en el que se va a ir. Cuidado con esto porque os puede trastocar los horarios.


Salir de la isla fue mucho más sencillo, un ferry une Domince (a 3km de Korcula) con Orebic en un corto trayecto de 15 minutos y con una salida cada hora.


Alojamientos en la isla

Korcula es una isla pequeña en núcleos de población (aunque de extensión es de las mayores del Adriático). Las mayores ciudades son Korcula Town, Vela Luka y Lumbarda. Por su interior también hay pequeños pueblos en los que encontrar alojamiento.


Nosotros estábamos alojados a las afueras de la bella Korcula Town, en Medvinjak: Una especie de urbanización a 15 minutos caminando del centro y en una zona tranquilísima… tan tranquila que los lugareños dejan los coches abiertos… con las llaves puestas!


Desde la terraza de nuestro apartamento cenábamos y desayunábamos con vistas al mar. El apartamento estaba muy bien, aunque casi estábamos más en la terraza que en su interior :P. Podéis leer más sobre nuestro alojamiento aquí.


Nuestras vistas desde la terraza del apartamento


No esperéis encontrar en la isla grandes complejos hoteleros. La mayoría de los alojamientos son pequeños, siendo mayoritarios los apartamentos: Hay muchísimos! Es muy habitual que en una casa en la que viven los propietarios algunas de las plantas restantes sean habilitadas como apartamentos y/o habitaciones.

No tengáis miedo a alojaros en cualquier parte de la isla si disponéis de vehículo porque las distancias no son largas; de una punta a la otra se tarda algo más de 30 minutos (Vela Luka - Korcula).



Capítulo Anterior: Descubriendo Split
Siguiente capítulo: Qué hacer en Korcula

Diario de viaje a Croacia: Inicio




No hay comentarios:

Publicar un comentario