jueves, 4 de agosto de 2016

5 miedos que tiene la gente a viajar con niños y cómo vencerlos

Mucha gente viaja cuando no tiene hijos, muchísima. Lamentablemente, una gran parte de esas parejas deja de hacerlo cuando tienen hijos. Empiezan a aparecer miedos y temores y se anteponen a las ganas que se pueden tener por conocer nuevos lugares; hoy os voy a hablar de los miedos/temores más comunes que me han transmitido y os daré soluciones que creo os podrían servir para superarlos:


El viaje y/o los desplazamientos

Muchos padres estarían dispuestos a visitar algún lugar si este paso se lo pudieran saltar; hay gente que no se atreve a meter a los más pequeños en un avión o en un tren durante varias horas… Bajo mi punto de vista, no hay que condicionar un rato que puede ser algo incómodo para luego disfrutar de un fantástico viaje; más de lo mismo con los desplazamientos: No nos dé miedo hacer ruta para ver lugares; lo único que tenemos que hacer es entretenerlos de forma que esos desplazamientos se conviertan en una parte amena del viaje.



Las comidas

Salvo en contados lugares, la comida no debería ser un problema si no lo es para los adultos; si hablamos de un bebé que aún se alimenta de leche materna y/o fórmula, no hay mayor problema que llevarla; si por el contrario ya come alimentos normales, qué problema hay en que coma el arroz de una forma diferente a la que se la preparamos en casa o una carne que no haya probado nunca? No os preocupéis, al final cuando hay hambre probarían las cosas :P




Las esperas

A veces, para poder disfrutar de algunas cosas es inevitable tener que esperar y muchos padres temen esos momentos, así que en muchas ocasiones se dejan de visitar sitios para no tener que sufrirlas. Del mismo modo que en los desplazamientos, hay que sacar provecho a estos momentos, ya sea jugando, preparando las visitas...


La seguridad

Si bien es cierto que con niños se puede ir a casi cualquier sitio, hay destinos (pocos) a los que no es muy recomendable el ir con niños pequeños… De todas formas, existen muchos lugares que visitar sin ningún problema en los que más de uno te dirá: ¿Ahí vas a ir con los niños? Al final no hay más que tener sentido común y tomar medidas de precaución similares a las que podemos tomar paseando o recorriendo cualquiera de nuestras ciudades.


El aburrimiento

A ver si no se lo va a pasar bien… a ver si se va a aburrir… esas inquietudes abundan en muchos padres y madres cuando se plantean un viaje. Los niños se lo pueden pasar bien en cualquier sitio; únicamente hay que motivarlos, hacerles participar y buscar actividades que puedan ser de su agrado. Tan solo hay que cambiar el enfoque y pensar en lo que les gustaría a ellos de ese lugar que se va a visitar.




¿Se os ocurre algún temor más?

4 comentarios:

  1. Yo creo que otra de las cosas que hace que la gente no viaje con niños es la pereza! Mucha gente cree que es muy complicado y le da pereza y no viaja con los enanos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ui, que se me pasó contestarte! Efectivamente, a mucha gente se le hace una montaña y prefiere quedarse 'en el sofá' ;)

      Eliminar
  2. Cierto, a las realidades que enumeras se suma la pereza y pensar que no lo van a disfrutar...una lástima. Porque familia que prueba, familia que repite. Felices vacaciones ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo! Aix... esos temores absurdos.

      Gracias por comentar!

      Eliminar