miércoles, 23 de noviembre de 2016

Viaje a Noruega: Acuario de Alesund

Además de la propia belleza de Alesund, la ciudad cuenta con algunos atractivos dignos de visitar, y el acuario es uno de ellos.

El plano del recinto

Tras instalarnos hicimos lo que muchas otras veces: dirigirnos a la oficina de turismo a que nos dieran algunos consejos para conocer la ciudad y, al explicarles que íbamos con niños, nos dijeron que no dejáramos de visitar su acuario. Como ya era una idea que nos rondaba la cabeza no le dimos más vueltas y nos dirigimos hacia él.






El acuario se encuentra a las afueras de la ciudad, accesible caminando (algo más de 30 mins desde el centro, 3 Kms) con bus (de línea o turístico) o bien se puede ir en coche y aparcar en el parking gratuito.

El recinto consta de diversas áreas bastante bien diferenciadas: la primera de ella es zona de los tanques donde se reproducen multitud de hábitats marinos. El más impresionante de todos es el que reproduce la vida en el mar de la costa noroeste de Noruega. Un tanque con 36 metros de largo y 17 de ancho con más de 4 millones de litros de agua (es uno de los más grandes de Europa) y donde, desde un anfiteatro, es posible ver cómo un buzo alimenta los animales. Realmente es impresionante.






Otro lugar en el que pasar un fantástico rato es la zona de actividades: unas pequeñas áreas con agua en la que todos pueden tocar lo que hay en ella: estrellas de mar, pepinos de mar, erizos… multitud de texturas diferentes. También hay una zona de pesca en la que intentar que algún cangrejo se coja de las pequeñas cañas de pesca. Como supongo que los pobres animales necesitan descansar de tanto toqueteo, la sala no abre de forma continuada y va intercalando horas de apertura y de cierre.




Finalmente queda la zona exterior, donde se encuentra la zona de los pingüinos y de las focas, en la que viven 7 ejemplares. De la misma forma que es posible ver cómo alimentan a los peces, es también muy interesante ver cómo alimentan a estos animales así que toca coordinar horarios para poder verlo todo (tranquilos, está bien montado para que se pueda ver). Junto a la zona de los animales hay unas mesas en las que se puede disfrutar de un tentempié del bar; también hay un arenal que esconde el esqueleto de un gran animal marino (réplica), algunos toboganes entre los tentáculos de unos pulpos y una zona acuática en la que los más pequeños pueden disfrutar poniendo y quitando barreras para que el agua vaya buscando caminos diferentes… cuidadín aquí que nuestra hija mayor acabó bien remojada al sufrir un resbalón! Aviso: Es muy difícil sacar a los niños de esta zona… Sólo lo conseguimos haciéndoles volver a la zona de actividades :P






El acuario de Alesund no es un lugar muy grande pero tiene el tamaño perfecto para pasar una buena parte del día. Nuestros hijos (y nosotros) nos lo pasamos realmente bien y el hecho de tener áreas diferentes no deja lugar a la monotonía. Por si aún tenéis dudas, que sepáis que ha sido ganador varios años del premio al mejor acuario de los países nórdicos.




La entrada al recinto cuesta 180 NOKs (aproximadamente 20 euros) para los adultos y 80 NOKs (unos 9 euros) para los más pequeños (a partir de los 3 años). Está abierto de las 10 de la mañana hasta las 18.00 (los sábados hasta las 16.00) en época veraniega (de principios de Junio a finales de Agosto). En otras épocas los horarios se reducen un poco.


Diario de viaje a Noruega: Inicio

No hay comentarios:

Publicar un comentario