lunes, 9 de enero de 2017

Descubriendo Bergen: Montes Fløyen y Ulriken

Bergen es una ciudad muy vistosa; vayas por donde vayas vale la pena prestar atención y observar todo lo que nos rodea. Está muy bien fijarse en los detalles, pero… y qué decir de una vista desde lo más alto? Comprobarlo tiene fácil solución: Subir a uno de los dos miradores por excelencia de la ciudad: El monte Fløyen o el Monte Ulriken.¿Cuál de ellos es mejor? ¿Cuál visitar? La respuesta es fácil: Ambos.

El monte Ulriken

Es la más alta de las 7 colinas que rodean la ciudad. Su cima está a 643 metros sobre el nivel del mar y la forma más rápida para acceder a su cima es mediante el teleférico Ulriken643, dos cabinas que nos llevarán desde la base, ubicada en el barrio de Landas (a 5 kilómetros del centro), a la cima... siempre que no haga demasiado viento. Desde el centro de la ciudad (muy cerquita de la oficina de turismo) salen autobuses lanzadera en los que se puede comprar el billete del teleférico; son muy fáciles de identificar porque son azules y de dos plantas.





La experiencia de subir en un teleférico no se puede disfrutar de forma muy habitual, así que los más pequeños de la familia lo pasarán en grande viendo cómo esas cestas colgantes nos llevan a la cima. Si además hemos llegado en un autobús azul de dos plantas, la experiencia para ellos aún será más interesante.

Si tenemos suerte y hace buen día, las vistas son espectaculares. Lamentablemente en nuestro caso no fue así y nos costó bastante poder sacar alguna foto de provecho; además, hacía bastante frío.


Esto era lo que veíamos cuando llegamos arriba...

... y esto lo que pudimos ver mientras bajábamos

Desde la cima, en la que hay un restaurante y una pequeña tienda, salen 15 diferentes paseos circulares por los que disfrutar de la naturaleza; si somos experimentados incluso es posible ir de Ulriken a Fløyen caminando en unas 5 horas.


El 'alucine' de subir en teleférico no te lo quita nadie...

El precio del billete de ida y vuelta es de 170 NOK para adultos y 100 NOK para niños, aunque si se coge el bus desde el centro (Ulriken Express Bus), el coste es de 270 NOK para adultos y 160 NOK para niños. Existen bonos familiares (2 adultos y 2 niños por 450 NOK, con bus 700 NOK). Se pueden comprar los tickets en la parada del bus o en el mismo teleférico y con la Bergen Card es posible tener un 10% de descuento.


El monte Fløyen

Este monte compite en espectacularidad de vistas con Ulriken, y tiene la ventaja que es mucho más accesible (con sus ventajas e inconvenientes): el acceso más popular se encuentra a escasos 150 metros del mercado de pescado y del icónico barrio de Briggen.

El hecho que sea tan accesible hace que sea muy popular entre lugareños y visitantes, así que, si el tiempo acompaña, es muy habitual que haya largas colas para acceder al funicular que lleva a la cima.

El funicular Fløibanen es la forma más habitual de subir; con frecuencias cada 15 minutos y en poco más de 7 minutos de trayecto se alcanzan los 320 metros sobre el nivel del mar y desde donde se pueden disfrutar de multitud de actividades.

La entrada al funicular (y la cola!)


Igual que en el caso anterior con el teleférico, el subirse a un funicular no es algo muy habitual, así que el ascenso mismo ya es un espectáculo para los más pequeños...

Una vez arriba lo más habitual es asomarse al fantástico mirador escalonado. Cualquiera se podría estar horas allí disfrutando de las maravillosas vistas, aunque se pueden hacer muchas otras cosas: desde disfrutar del gran parque infantil presidido por un enorme troll, pasando por realizar excursiones y, a poco más de 500 metros de la estación, incluso disfrutar de un paseo en canoa (gratuito), pesca…

Las espectaculares vistas

Con todas estas alternativas es fácil entender cómo el monte Fløyen es uno de los lugares preferidos por los ciudadanos de Bergen en el que disfrutar del tiempo libre...

Un billete de ida y vuelta en el funicular cuesta 90 NOKs por adulto y 45 por niño (de 4 a 12 años, menores de 4 no pagan). Sin embargo, si sois poseedores de la Bergen Card, es posible subir de forma gratuita (si no es temporada alta) o de disfrutar de un 50% de descuento en temporada estival. Se pueden comprar los billetes tanto on-line como directamente en las taquillas del funicular.

El traslado en sí mismo ya vale la pena

Sin duda, es imprescindible conocer al menos uno de estos dos lugares para disfrutar de fantásticas vistas.


Diario de viaje a Noruega: Inicio

Gracias a Turismo de Noruega y a la oficina de Turismo de Bergen por permitirnos disfrutar de estas fantásticas atracciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario