viernes, 19 de mayo de 2017

Viaje a Noruega: Fiordo de Geiranger

Hace algunas semanas os explicaba nuestra experiencia por el fantástico fiordo de Naeroyfjord. Hoy voy a hacer lo propio con el de Geiranger; al igual que en el caso anterior, también Patrimonio de la Humanidad.




El fiordo, que es una rama del Storfjorden, se encuentra en el distrito de Sunnmøre, en la provincia de Møre og Romsdal. Mide unos 15 kms de longitud y tiene una anchura máxima de 1,5 kms. Fue declarado patrimonio de la humanidad en el año 2005 y actualmente Se trata de uno de los lugares más turísticos del país, y hay que ser consciente de ello cuando se visita… El pueblo de Geiranger, que cuenta únicamente con unos 200 habitantes, recibe más de 600.000 turistas cada año y unos 150 barcos de pasajeros realizan excursiones a través del mismo… 


El fiordo de Geiranger es espectacular!


El recorrido en ferry es espectacular y durante él, además de las fantásticas vistas que ofrece el propio fiordo se pueden ver muchas cascadas (entre las más conocidas encontramos las 7 hermanas, el velo nupcial y el pretendiente) y también muchas granjas, la mayoría abandonadas; es impresionante darse cuenta de que ahí vivía gente hasta, en algunos casos, no hace demasiados años. Tiene una duración aproximada de algo más de dos horas y se puede incluso embarcar el coche; nosotros lo hicimos partiendo del tranquilo pueblo de Helesylt y con final en Geiranger. No se trata de un trayecto económico, pero tal y como he explicado antes, es una de las visitas obligadas en un viaje a Noruega. El coste del trayecto fue:
  • Coche + Conductor: 505 NOK
  • Adulto: 250 NOK
  • Niña mayor de 4 años: 125 NOK
  • Niño menor de 3 años: 0 NOK

Para este recorrido no está de más controlar un poco las frecuencias ya que no son tan habituales como en otros lugares; nosotros aprovechamos para comer en Helesylt mientras llegaba nuestro barco.

Vistas desde Ørnevegen

Al desembarcar en Geiranger toca disfrutar de las vistas; por un lado, desde Ørnevegen, un mirador con un diseño bastante curioso… incluso con una cascada por debajo de la plataforma de observación. Las vistas, os podéis imaginar: espectaculares! El acceso es muy sencillo por la carretera que va hacia Eidsdal.

El otro gran mirador del fiordo es el de Flydalsjuvet, que ofrece una de las vistas más famosas del paisaje noruego. Desde él se disfruta de una perspectiva del pueblo de Geiranger y del fiordo que hace difícil no quedarse embobado ante tal imagen… Nosotros estuvimos menos tiempo del deseado porque al poco de llegar aparecieron varias decenas de autocares de alguno de los cruceros atracados en el puerto y nos vimos literalmente absorbidos por ellos: Salimos despavoridos de allí :(

Vistas desde Flydalsjuvet

Llegar a él es también muy sencillo, pero es una carretera diferente a la anterior; en este caso es la carretera dirección Grotli (no tiene pérdida, únicamente hay que ir subiendo la carretera…).


Las siete hermanas


En fin, no dejéis de visitar esta zona; es de las más impresionantes que hemos visto nunca…


Diario de viaje a Noruega: Inicio

2 comentarios:

  1. Lo recuerdo como si estuviese allí en este momento, a derecha e izquierda se ven huellas de aludes y desprendimientos y cataratas que siguen cayendo con un ruido ensordecedor por las laderas. Nosotros al llegar a Geiranger cogimos un desvío hacia las Curvas del Águila, con curvas de 180º. Unos veinte minutos nos costó llegar al mejor mirador de todo nuestro viaje por los fiordos noruegos, el mirador Ornesvingen.Ver el pueblo de Geiranger rodeado de altas montañas aún nevadas, algunas cascadas y una ligera neblina, fue una de las imágenes que siempre recordaré de este viaje.Saludos cariñosos, viajeros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un lugar en el que no pararías de hacer fotos... y quedarte embobado horas y horas! Gracias por comentar ;)

      Eliminar