jueves, 15 de febrero de 2018

¿Cómo ahorrar unos euros en Disneyland Paris?

Hace unos días os explicaba cómo ahorrar unos euros durante la preparación de un viaje a Disneyland Paris. En el post de hoy os voy a explicar cómo ahorrar algunos eurillos durante la visita a los parques.

El más fácil y sencillo es el tema de la comida: Llevadla de fuera (si no toda, alguna). La teoría dice que no se puede entrar comida dentro del parque, pero la mayoría de gente lo hace y no es problema. Sí que es cierto que revisan las bolsas antes de entrar al recinto, pero únicamente lo hacen por cuestiones de seguridad; en ningún momento en los escáneres de entrada os van a impedir entrar comida al recinto porque dentro hay una zona de picnic y en los jardines exteriores a los parques sí que está permitido consumir comida propia…



No nos engañemos: La comida dentro de los parques no es excesivamente buena y es bastante cara (un frankfurt cuesta unos 8 euros y un menú sencillito para un adulto unos 15). Si la intención es estar varios días visitando los parques, puede suponer un importante ahorro de dinero el compensar algunas comidas con bocatas u otras comidas traídas desde el exterior.

Nosotros hicimos un mix: Llevábamos bocatas aunque alguna de las comidas la hacíamos en el parque. Pensad no solo en las comidas como tales… vais a estar muchas horas allí dentro y en algún momento irá bien picar alguna cosa.



Otra cuestión parecida: El agua. Esto es más fácil aún si cabe… Hay muchas fuentes por todo el parque, así que ni se os ocurra comprar agua! Comprad alguna/s botella/s en algún super y rellenadlas durante vuestra estancia en el parque. 

En cuanto a los disfraces y recuerdos de las decenas de tiendas que hay repartidas por todo el parque, vigilad. Hay muchos productos que quizás se puedan encontrar en tiendas Disney y, normalmente, a precios inferiores. Evidentemente, en productos exclusivos del parque esto no pasa, pero en juguetes y disfraces sí. Es un buen ejercicio antes de comprar algo tantear si podemos encontrar lo que tenemos en mente cerca de casa…



Finalmente, una última posibilidad con la que hay que hacer números: El pase anual. Como os comentaba anteriormente, en muchas ocasiones sale incluso más rentable que comprar entradas (con la ventaja añadida que permite visitar el parque más veces, yupi!). A este beneficio en el precio de las entradas hay que añadir los complementarios que tienen algunos de los packs de pase anual: Descuentos en los restaurantes y las tiendas (10 o 20% de descuento), cochecitos gratuitos (20 euros/día), consigna o el photopass a un precio mucho más económico del normal. Repito, en estos casos lo mejor es hacer unos cuantos números… y si salen los números se tiene la excusa para volver :P

Nosotros hicimos uso de todos estos truquillos y el bolsillo no sufrió demasiado… evidentemente comimos allí y compramos regalitos, pero intentamos no volvernos locos (cosa no tan sencilla a simple vista!).

Esperamos que os sean útiles y, si descubrís alguna forma más de ahorrarse dinero dentro de los parques no lo hagáis saber!

No hay comentarios:

Publicar un comentario